6.8.08

Impressions de Brest 2008

Dies enrera en Vicente García-Delgado em va enviar un correu explicant-me les seves impressions sobre Brest-2008, com a tripulant del Sant Elm, de Cadaqués. Per un d’aquells misteris del ciberespai, el missatge no em va arribar fins ahir. I tot i que havia decidit baixar la persiana fins al setembre, potser aleshores Brest ja quedarà massa lluny i hi haurà altres temés que tindran més interès i actualitat. Per tant, aquí teniu aquesta crònica encara fresca i de primera mà d’un testimoni d’excepció de “la mare de totes les trobades”.




El Sant Elm i la seva tripulació en ple


Después de varios años de rehabilitación de la embarcación Sant Elm, gracias al espíritu de recuperación de los hermanos Xirau de Cadaqués, y las estupendas manos de Quico Despuig y de Marcelino, y de sus otros compañeros del taller, hemos podido navegar a toda vela en aguas atlánticas, dentro del grupo de vela latina de la Catalunya Nord. No hemos sido los únicos, ya que han venido otros dignos representantes de Palamós, Cardona, Córcega, Croacia y Galicia.

Hemos podido probar las velas y tengo que decir que estoy muy contento de los resultados en cuanto a la navegación y la maniobrabilidad, dando una seguridad y estabilidad muy encomiables. Seguro en las trobades y regatas el Sant Elm dará que hablar, a pesar de que no se le ha puesto un aparejo de competición, sino para la navegación de placer.

En Brest la tripulación fue rotando a lo largo de los diferentes días, excepto una tripulación fija de 6 tripulantes, con un ambiente envidiable y bien cohesionado. Se entregó a la organización una Tabla de Mar, que nos representará en ese ámbito para siempre, en el que pudimos ver las entregadas por Quico Despuig, en donde están representados el Sant Isidre, el Jordi y la Cala Freda.

Mi opinión de Brest es que está muriendo de éxito, y están demasiado comercializados los diferentes ámbitos en tierra; ya que he notado a faltar talleres de diferentes ámbitos tradicionales, que no sean una simple exposición de posters, mezclados con artículos de todo tipo. Algunos días era imposible pasar de un lado a otro por quedar colapsado todo, desde el tránsito peatonal, los espacios para las comidas, o para hacer las necesidades imprescindibles y básicas.

Desde luego, la organización es muy profesional, pero necesitan hallar una financiación imprescindible para dicho evento, que seguro que sube cada año más del presupuesto, para poder mantener el listón alto. Se montaron ámbitos para los gallegos, que dejaron el pabellón bien alto y fueron el alma de la fiesta noche y día. También estaban los noruegos, Vietnam, Madagascar y Croacia.

Realmente es un espectáculo para ver y sentir; pero, como en las fallas de Valencia, una y no más. Es agotador, si no se es joven, y difícil de aguantar jornadas desde las 8 de la mañana hasta la 1 de la madrugada, saliendo a navegar, mañana, tarde y a veces por la noche, para ver o formar parte del espectáculo, durante una semana seguida.

En Douarnenez, se ve otro ambiente, más familiar, pero que va a remolque de Brest y no sé si podrán financiarse lo necesario para mantener esta fiesta -que a buen seguro les pica el bolsillo- y a la que asisten la mitad de embarcaciones de Brest.

Los vascos estaban en su ambiente y bien representados con diversas embarcaciones; y pudimos ver su pericia y buen navegar, ya que se podían ver desde unas gradas las evoluciones que hacían apenas unos metros separados de la costa (Cosa que deberíamos tener en cuenta en estas latitudes si queremos darnos a conocer).

De los grandes veleros debo decir que el Cala Millor, a pesar de notar la falta del Thö-pa-ga, destacaba orgulloso sus velas, y tuve la oportunidad de acercarme a ellos lo suficiente para hacerle alguna foto aceptable y hacerles llegar el sonido del cuerno Mediterráneo, en señal de saludo y pésame, ya que es un sonido melancólico.

En la etapa de Brest-Douarnenez, hubo un incidente con una motora y uno de los veleros de recreo más veloces, tanto que se la pasaron por la quilla, literalmente. Suerte que la pericia y la suerte, evitaron víctimas, que podían haberse producido por la ignorancia de una clase de motoristas que sin formación adecuada y con ayuda de potentes motores se meten en cualquier parte, creyendo tener una superioridad de desplazamiento con los veleros, pero a veces el tiro les sale por la culata, como puede verse.

Tendría muchas cosas que contar pero no es el momento ni el lugar donde extenderse. Te adjunto algunas fotos que pueden dar de más en el blog tan estupendo y que tantas sinergias te debe estar llevando.

Text i fotos: Vicente García-Delgado












Moltes gràcies, Vicente, per acostarnos a Brest a tots aquells que no hi vam poder anar. I ara sí: fins al setembre!

3 comentaris:

Lantia ha dit...

Y yo que ya te echaba de menos y mira... reapareciendo. El post merecía la pena, gracias

Y disfruta mucho mucho mucho de esas vacaciones por el norte, y vuelve con muchas fotos y déjanos tus impresiones. Seguro que ccuentas con los mejores anfitriones que harán de tu estancia unos días inolvidables. Me alegro por ti
Un fuerte abrazo Joan y espero que volvamos a vernos

Amiga Atlántica ha dit...

Qué dura ha sido la vuelta este año Joan... lo hemos pasado tan tan bien este verano!!!
Bueno, ya iré poco a poco sacando artículos y fotos...
Por cierto, este fin de semana es el encuentro de embarcaciones tradicionales en Bouzas y viene el Hidria II, que me huelo que pocas más veces vamos a poderlo ver por aquí.
(http://www.culturamaritima.org/node/6781)
Probablemente veamos a Fernando y a Uxío, así que ya daremos recuerdos.
Un fortísimo abrazo para los dos!!!!

Joan Sol ha dit...

Hola, Lantia.

Ya estamos de nuevo por aquí. Efectivamente, he vuelto de los mares gallegos con unas cuantas fotos y los mejores recuerdos e impresiones. Espero que os lo pueda contar en breve.

¿Y tu cómo tienes tu nuevo blog? La primera entrada promete, así que no despistes i manos a la obra.

Hasta pronto!

---------

Mar!!!

¿Qué si ha sido duro, dices? Yo voy como un zombi con la mente aún en las Cíes. Creo que esas islas embrujadas me sorbieron el seso y ahora mi cuerpo es una carcasa vacía, como esos caparazones de erizo que encontramos en las playas.

Efectivamente, leí en "La Voz de Galicia" que el "Hidria Segundo" se vende y su web así lo confirma. Sus armadores, Sesé y Jacobo, se quejan de la falta de apoyo a la recuperación de embarcaciones tradicionales. Espero extenderme en ello en una próxima entrada.
Pero es una pena que después de haber invertido todos sus bienes en ese proyecto cultural, no puedan sacarlo adelante.

¡Cómo me gustaría estar en Bouzas con todos vosotros! Dales un par de besotes de parte mía a Fernando y a Uxío, que viniendo de ti siempre quedará más bonito.

Bueno, espero tus fotos y comentarios. Hasta pronto... y, ya puestos, dale también un par de besos a Haddock!