8.5.10

La Bandera Blava i el patrimoni marítim

Dies enrere vaig publicar una entrada titulada “La bandera blava no vol barques”. En aquesta entrada em feia ressò de la notícia apareguda en alguns mitjans, que deia que l’Ajuntament de Sant Pol de Mar havia rebutjat la Bandera Blava com a distintiu de qualitat de les seves platges. El motiu de l’Ajuntament és que no vol que l’Associació d’Educació Ambiental i del Consumidor, l’organisme amb seu a Madrid que concedeix aquesta distinció, defineixi el seu model de poble.

La nota de premsa que reprodueixo a continuació, signada pel regidor de Medi Ambient santpolenc, diu: “Volem que les barques de pesca tradicionals segueixin formant part del nostre paisatge i no les considerem elements d’ocupació, com opina l’ADEAC, que mostra un desconeixement preocupant sobre el que suposa per a Sant Pol l’activitat pesquera tradicional”.

(Feu clic sobre la imarge per ampliar)

Molts dels que defensem el patrimoni marítim i les embarcacions tradicionals vam prendre partit a favor de l’Ajuntament de Sant Pol; i alguns ho van expressar en algun blog i web. Jo vaig considerar “esperançador” que des d’una administració local es fes una aposta decidida pel patrimoni, que podia representar una alternativa al model turístic tradicional de sol i platja.

Doncs bé, mentre aquesta notícia corria, vaig rebre una trucada de la revista “Argo” advertint-me que la versió que donava l’ADEAC era ben diferent de l’Ajuntament de Sant Pol, i que aquest organisme assegurava que mai no havia demanat la retirada de les barques com a condició per concedir la Bandera Blava. El meu informant em va fer una observació: com és que l’Ajuntament de Sant Pol rebutja ara la Bandera Blava, si l’havia tingut des de l’any 2005 i ja hi havia barques a la platja? Per què rebutja ara la Bandera Blava si des de la web municipal s’enorgulleix d’haver-la tingut tots aquests anys?

Aleshores vaig fer el que hauria d’haver fet abans de publicar res sobre aquesta qüestió: em vaig posar en contacte amb l’ADEAC, els vaig explicar el cas i els hi vaig demanar la seva versió. I ahir em van enviar per correu electrònic el comunicat que reprodueixo íntegrament:

Como primera respuesta a modo resumen, debido a su interés, le adelantemos los siguientes datos,

Ante todo agradecemos mucho su comunicación. Desde ahora podemos asegurarles que jamás ADEAC ha pedido la retirada de las barcas de la arena en playas de uso mixto, como es el caso de Sant Pol, con un plan de usos aprobado y que respete la legislación vigente en materia de ocupación de Dominio Público Marítimo Terrestre.

En la única ocasión en que el informe oficial de inspección dirigida a Sant Pol ha hecho referencia al tema de las barcas fue en 2007, instándole a controlar el número creciente de las barcas y su ubicación se ajustara a derecho, así como de modo informal que existiera un pasillo libre desde la torre de vigilancia de los socorristas hasta el agua, y ningún elemento estorbara la visión del conjunto de la playa desde dicha torre. El ayuntamiento envió el plan de usos y recibió la Bandera en 2008 y 2009, al igual de otras playas del Maresme, donde también existen barcas.

Los resultados de la inspección del 2009, comunicados al ayuntamiento, con fecha 11 de agosto y nunca respondidos, son pues de naturaleza muy diferente al respeto del patrimonio marítimo local.

En este sentido, varios de los centros Bandera Azul, como el barco bonitero Reina del Carmen, en Burela, el Museo de Anclas de Castrillón, o el museo de Cabo de Peñas, barcos-escuela universitarios como el Creuola, aulas de mar y centros de interpretación, en una treintena de municipios, entendemos que prueba suficientemente el interés de ADEAC por esta temática. Ello, por no aludir al trabajo ingente realizado durante la catástrofe ecológica de Prestige, o a nuestra creación del premio O Baia, a la defensa y conservación del litoral, con la cooperación de la cofradía de pescadores de Redondela. Todo ello sin menoscabo de que tras contactar directamente con el municipio nos reservemos las acciones que consideremos oportunas en defensa de la reputación de una ONG sin ánimo de lucro, que a lo largo de los últimos 22 años ha venido trabajando por la sostenibilidad del litoral.

Agradeciendo una vez más su interés,
Atentamente,

José R. Sánchez Moro
Presidente de ADEAC

NB. Aunque ADEAC tenga su sede en Madrid, trabaja estrechamente con el ACA [Agència Catalana de l’Aigua], Ports de Catalunya, y otras entidades locales. Así mismo la Bandera Azul no la concede ADEAC o el Jurado a nivel de España, que realiza una preselección, sino un Jurado Internacional en Dinamarca, con participación, entre otras, de 2 de las agencias de Naciones Unidas para el turismo y para el medio ambiente. Como no hay mal que por bien no venga, esperemos que este incidente nos de la ocasión de ofrecernos mejor y colaborar con todas aquellas personas e instituciones, interesadas como nosotros en la conservación y promoción del patrimonio marítimo.

Aquestes són les respectives versions de les dues entitats implicades en aquesta qüestió, l’Ajuntament de Sant Pol de Mar i la l’Associació d’Educació Ambiental i del Consumidor. Que cadascú en tregui les seves pròpies conclusions. La meva és que alguna cosa va passar en la inspecció de 2009 i que s’ha utilitzat el patrimoni marítim com a excusa, cosa que em sap molt de greu perquè, defensant-lo d’aquesta manera, se li fa un flac favor.

Us recomano que llegiu el proper número de la revista “Argo” -el primer mitjà que ha estirat del fil i ha anat al fons d’aquesta qüestió-, que en parlarà en l’edició de juny.

5 comentaris:

barcoantigo ha dit...

Olá Joan,
vamos aguardar o desfecho de mais esta "novela".
O Importante é antes de tudo que as pessoas se apercebam da importancia dos lugares maritimos e ribeirinhos, os lugares dos barcos, que são parte da paisagem cultural de cada lugar, com o seu tempo proprio e o seu espaço proprio. Tempo e espaço esse que não se compadece com normas rigidas e abstractas....

Afinal andamos nos ultimos 2000 anos a entender a "alma" dos barcos e dos seus tripulantes...

Abraço desde Viana do Castelo

Anònim ha dit...

Hola Joan,

Aclariment des de Sant Pol de mar:
A la platja de les Escaletes mai hi han hagut barques ni envelats.

És evident doncs que els arguments del regidor de Medi Ambient per justificar la retirada de la bandera blava son enganyosos( almenys en relacióp a la platja de les Escaletes) i ha fet populisme utilitzant la feina de recuperació del patrimoni de l'associació A Tot Drap per enmascarar la realitat. De fet ja hi estem bastant acostumats.

El proper article que sortirà
a la revista Argos serà molt clarificador.

Per molts anys pel teu blog.

Tranquil

Nautijorge ha dit...

Ya me parecía algo extraño que una administración, por pequeña que fuera, hiciera algo bien sin enredos, engaños ni demagogia.
Hay tantísimos malos ejemplos que me pareció una brizna de esperanza, pero... habrá que seguir envueltos en la desconfianza, porque hay muchas más trampas en tierra que en la mar.

Alzinaire ha dit...

Ja em sap greu que s'utilitzi el patrimoni marítim com a recurs demagògic, tot i que haurem d'esperar a que es resolgui aquest enigmàtic afer abans de pronunciar-nos.

Antoni Josep Munar

Joan Sol ha dit...

Hola, Joao!

Tienes razón, acabe como acabe esta "novela", si la gente empieza a apreciar y valorar la presencia de embarcaciones tradicionales en las playas, a lo mejor esta polémica habrá servido para algo.

Me alegra mucho verte por aquí.Un abrazo desde el Mediterráneo.

----------

Anònim,

Gràcies per la informació que ajuda a saber en quin terreny ens movem i a anar, com se sol dir, amb peus de plom.

A reveure.

-----------

Hola, Jorge.

Es una pena, efectivamente, porque este tipo de actitudes no hacen más que aumentar la desconfianza en la política y los políticos. De todas formas, desde el sector de las embarcaciones tradicionales ya estamos acostumbrados a que nos utilicen como florero y detalle pintoresco en las fotos y postales de los sitios de costa.

------------

Ei, Toni Pep!

Entenc la teva prudència i només et puc dir que no n'hi ha un pam de net. A veure com continua aquest "culebrot"...

Fins aviat!